Bienvenida





lunes, 1 de octubre de 2012

LA LEYENDA DE SIETE HERMANOS O TRIBUS

  
La leyenda de los siete hermanos, es una leyenda que se ha pasado oralmente a través del los siglos. ¿Donde nace esta leyenda? Al parecer nadie puede dar razón de ello. Desde Cusco Perú, región ubicada en Sudamérica, un poco mas al sur del Ecuador, hasta los Grandes Lagos de Norteamérica, esa es la trayectoria de la leyenda de los siete hermano, siete cuevas, o las siete tribus. El Libro de Mormón es uno de los registros que hace una descripción general de esta división de las siete tribus o los siete hermanos. Podemos ignorar dichas leyendas, por su  contenido mitológico, o por su contenido histórico incierto, lo que no podríamos ignorar sería la similitud del contenido histórico del Libro de Mormón y dichas leyendas.
Donde hay una abundancia de información sobre estas historias es en las leyendas del Perú, de Mesoamérica, y los Delaware, cercas de los Grandes Lagos, y la Gran Chichimeca.

Autor, Celestino Villalobos.

                                         

Los Siete Hermanos Ayar



Al principio no me parecía que la leyenda de los cuatro hermanos Ayar, tuviera alguna relación, con la leyendas de los Mayas-Aztecas-Chichimecas, pero la realidad es que hay similitudes en una y otra leyenda, lo que me parece un factor común, para considerar estas dos leyendas como de un mismo origen. Por otro lado la historia de los Lenapes que ha sido examinada cuidadosamente por diferentes, historiadores de renombre como Daniel G. Brinton, profesor de Etnología y Arqueología, en la Academia de Las Ciencias Naturales de Filadelfia. 1885.
Los Lenapes y sus Leyendas es el registro más antiguo escrito por los nativos de Norteamérica, cercas al área e los Grandes Lagos, y al sur de estas masas de agua. Ellos también se consideraban parte de las siete tribus. Entonces podemos decir que los antiguos habitantes Americanos, incluyendo el área del Cusco, Perú, donde se desarrollo la cultura Inca en Suramérica compartían una sola misma leyenda donde cada uno de estas culturas por separado se consideraban como parte de estos siete hermanos o tribus. Ahora forzosamente esta leyenda tuvo que correr de norte a sur o de sur a norte. En mi opinión esta leyenda  se esparció primero desde el área entre Chile y Perú, brincando a lo que ahora es Colombia, en Suramérica, pasando al área que conocemos como Maya, hasta llegar al área de los Grandes Lagos donde fue la ultima batalla nefita, no podemos negar que los nefitas siempre fueron empujados por los lamanitas, siempre hacia el norte, de esta manera tanto la historia del Libro de Mormón como todas estas leyendas, parecen ensamblar muy bien. Ya que de acuerdo con el Libro de Mormón los nefitas primero se establecieron al sur de la angosta faja de tierra, como la tierra de su herencia, entonces siguiendo la secuencia del Libro de Mormón, de la trayectoria que siguieron los nefitas, todo indica que fue de sur a norte, ya que los nefitas nunca se establecieron en el norte al principio de su llegada a las Américas.  Si fuera el caso, de que los nefitas hayan sido los autores intelectuales de esta leyenda de los siete hermanos o tribus, significa que esto sucedió de sur a norte. O al menos que la tierra de la primera herencia de los nefitas haya sido Centroamérica, esto significa que esta leyenda se esparció al sur y al norte o viceversa, y entonces volvemos a concluir, que los nefitas sí tuvieron contacto con el país vecino del sur, como el país vecino del norte, y nunca estuvieron aislados, tanto comercial o culturalmente. Aparte de esta leyenda de los siete hermanos, podemos decir  esparcido por todo el Continente Americano, hay otra historia que que se comparte en común, por los Lenapes y Quiché-Maya, que es la creación  del mundo.

 De acuerdo con el Popol Vuh, página 174, menciona que decían:

                                      

Leyenda de las Siete Cuevas


“Vamos, vamos y busquemos y veamos si los símbolos de nuestra tribu están en un lugar seguro; si podemos encontrar que quemar ante ellos. Porque siendo como somos, no hay nadie que mire por nosotros,” dijo Balam-Quitzé, Balam-Acab, Mahucutah, y Iqui-Balam.
Y habiendo oído de una ciudad, fueron allí.
Entonces, el nombre del lugar donde Balam-Quitzé, Balam-Acab, Mahucutah, y Iqui-Balam y aquellos de Tanub e Ilocab fue Tulán-Zuiva, Vucub-Pec, Vucub-Ziván. Este fue el nombre de la  ciudad donde ellos fueron a recibir a sus dioses.
Podemos observar aquí primero que son cuatro hermanos en esta leyenda y es interesante notar que en seguida en el relato nuevamente se mencionan los nombres de los cuatro hermanos más los de Tanub e Ilocab, los cuatro hermanos mas Tanub e Ilocab forman parte de tres linajes. Y luego se mencionan tres cuevas, Tulán Zuiva (La cueva de Tulán) Vucub-Pec, (Siete cuevas) y Vucub-Ziván (Las siete Barrancas).

                                      Leyenda de los hermanos Ayar
                                            “Origen de los Incas”

Mientras que en la leyenda de los hermanos Ayar, se inicia a seis leguas del Cusco, en el cerro Tampu Tocco ubicado cercas del pueblo de Pacaritambo, cuyo nombre en quechua, quiere decir posada de la producción o posada del amanecer, según las diferentes versiones. Este cerro tenía tres cuevas o ventanas conocidas como Maras Tocco, Suttic Tocco, y Capac Tocco, que de acuerdo con la leyenda oral, aparecieron en forma espontanea, de la cueva de Cápac-Tocco, era una de las ventanas principales de donde salieron, los cuatro hermanos Ayar con sus cuatro esposas, los cuatro hermanos se llamaban Ayar Uchu con Mama Rahua, Ayar Manco y su esposa Mama Ocllo, Ayar Cachi con Mama Cora y Ayar Auca con Mama Huaco. Saliendo de allí buscaron un lugar fértil para establecerse, llevando con ellos a otras diez familias o diez Ayllus, y como en todas las familias había altercados, los tres hermanos de Ayar Cachi, le celaban y a la vez le tenían miedo, conspirando contra el, ya que era hombre fuerte y poseedor de poderes mágicos y de gran temperamento que podía golpear con el tiro de su honda una montaña y desaparecerla, entonces antes de matar a su hermano lo engañan y lo convencen de regresar a  Tampu Tocco a la cueva para sacar las insignias de sus señoríos ( o el Napa), junto con unos vasos de oro y semillas que habían olvidado en la cueva, una vez estando en la cueva lo encierran, al parecer un enviado o siervo de sus hermanos llamado Tambochacay, tapa con una piedra la entrada de la cueva. Esta cueva es Cápac Tocco, cueva principal del cerro o  montaña de “Tampu Tocco”, no pudiendo salir jamás este poderoso cazador legendario. Entonces los “Siete Hermanos  seguidos por los Ayllus o familias prosiguieron con su camino hasta llegar a Quirirmanta a la orilla de un cerro. Los Ayar tuvieron un consejo, en la que deciden que Ayar Manco en cuanto se casara con Mama Ocllo, se convertiría en el jefe y que Ayar Uchu permanecería en ese sitio, transformado en una huaca principal llamada Huanacauri. En el sistema de crecías Andino la petrificación no era entendida como una desaparición o muerte sino una forma de confirmar o señal de los limites de propiedad de un territorio, tanto Ayar Uchu como Ayar Auca el guerrero cuando voló hacia Guaynapata y al pisar el terreno, el guerrero quedo convertido en piedra, lo que significa que Ayar Auca tomo posesión del sitio elegido. Claro esta que esta toma de territorios se logró a base de batallas y conquistas, sometiendo a los pueblos conquistados. Desde entonces Ayar Manco tomo posesión definitiva de los lugares junto a los ayllus de sus hermanos, cambiando su nombre por la de Manco Capac.
Existen varias versiones por los cronistas sobre la historia de los Incas, siendo la mas difundida  la compuesta por Garcilao de la Vega, Juan de Betanzos, Pedro Sarmiento de Gamboa y otros mas, cronistas de los siglos XVI y XVII. Parte de estas leyendas, de la conquista de los hermanos Ayar sobre los pueblos antes de fundar el Cusco, donde sus esposas forman parte activa como guerreras también. Mango Capac y su compañero Ayar Auca “el guerrero” salieron con sus mujeres ya nombradas y caminaron por el pueblo del Cusco donde estaba Alcaviza, y antes de que llegaran al pueblo a dos tiros de arcabuz, esta un pueblo pequeño, en el cual pueblo habías coca y ají; y la mujer  llamada Mama Huaco, dio a un indio de este pueblo un golpe  con unos ayllus, matóle sacándole los bofes y el corazón y a vista de todo el pueblo, le soplo las tripas hinchándolas, y visto esto los indios de aquel pueblo tuvieron gran temor, huyendo de aquel pueblo a un valle llamado Gualla.

En otras versiones el nombre de las esposas, cambia. Ayar Cachi y Mama Huaco, Ayar Uchu y Mama Ipacura o cura, Ayar Auca y Mama Rauna y Ayar Manco con Mama Ocllo.

Estas leyendas del origen de los Incas es mas antigua que la historia que ahora conocemos, viendo en lo personal una similitud de esta leyenda Inca con algunos episodios del Libro de Mormón y a la misma vez similitudes con la leyendas Quiché y Cakchiquel de los Mayas y las leyendas de los Quiche-Cakchiquel con la gente de mas al norte como Tolteca-Azteca y esta con la Chichimeca hasta llegar a los Grandes Lagos.

                        Leyenda de los Hermanos Ayar

a)    Siete hermanos, ya que Ayar Cachi desapareció en la cueva.
b)    Tres linajes y de uno de ellos salen los cuatro hermanos Ayar.
c)     Tres hermanos celosos de su hermano Ayar Cachi.
d)   Ayar Cachi un gran cazador con su honda
e)     Sus hermanos engañan a Ayar Cachi para regresar a la cueva donde originalmente salieron para traer “el napa”o insignia de su señorío, vasos de oro o topacusi y semillas que habían olvidado.
f)      Cusco que en quechua significa “ombligo” del mundo.
g)    Sus cuatro esposas.

                       Episodios del Libro de Mormón

a)     Cuando Nefi, sale de Jerusalén con su familia, ellos eran originalmente cuatro hermanos, Laman, Lemuel, Sam, y Nefi. I Nefi 2:5.
b)     Regresar a la cueva de donde habían salido los hermanos Ayar, significa volver a la tierra de sus orígenes o Jerusalén.
          Nefi regresa para traer las genealogías de sus padres, recogen
          Su oro y plata y objetos preciosos. I Nefi 3:22
c)      Recogen semillas. I Nefi 18:6
           Se esconden en el hueco de  una roca I Nefi 3:22.
d)   Toman por esposas a las hijas de Ismael. I Nefi 16:7
e)      Aparentemente Nefi era el único cazador de la familia, entonces fue un gran cazador, porque cuando quebró su arco de acero fino sus hermanos se enojaron con el. I Nefi 16:18.
f)       Los hermanos mayores de Nefi tratan de matarlo, I Nefi 17:48
g)     Laman y Lemuel saben de los poderes mágicos que el Señor le ha dado a Nefi, porque decían que él obraba muchas otras cosas por medio de sus artificios I Nefi 16:38.
h)     Siete hermanos o las siete naciones del Libro de Mormón.
          D&C 3:17-18.
          Mormón 1:8.
          4 Nefi 37-38.
          Los nefitas, los jacobitas, los josefitas, zoramitas, lamanitas,       
          lemuelitas e ismaelitas.
        

Leyendas Incas con la Leyenda de los Quiché-Cakchiquel

Entonces sus esposas estaban siendo formadas, y sus mujeres fueron echas. Dios mismo las hizo cuidadosamente, y así, mientras dormían ellas vinieron verdaderamente hermosas, sus mujeres, a lado de Balam Quitzé, Balam Acab, Mahucutah y Iqui Balam, ellas fueron sus mujeres cuando ellos despertaron e instantáneamente sus corazones se llenaron de alegría a causa de sus esposas.
El Popol Vuh menciona en la página 170, las esposas de los cuatro hermanos Cahá Paluna fue esposa de Balam-Quitzé, Chomihá esposa de Balam-Acab, Tzununihá esposa de Mahucutah y Caquixahá esposa de Iqui-Balam, estos fueron los nombres de estas distinguidas mujeres.
En el Popol Vuh, menciona que ellos estaban allí, entonces Balam-Quitzé, Balam-Acab, Mahucutah y Iqui-Balam fueron todos juntos a la montaña con sus esposas y sus hijos, cuando todos los guerreros y soldados vinieron. Ellos rodearon el poblado en una sangrienta batalla, sus esposas formaron parte de esta matanza. Entonces todas las tribus se rindieron, humildemente ante Balam-Quitzé, Balam-Acab y Mahucutah, “Exclamando ten piedad de nosotros, no nos mates”.  Muy bien, aunque ustedes merecen morir, ustedes serán  nuestros vasallos por el resto de sus vidas, les dijeron ellos. De esta manera todas las tribus fueron destruidas por nuestros primeros padres y madres…página 202-203.

En los Anales de los Cachiqueles, página 44-45 menciona que fueron cuatro familias que llegaron de Tulán.
Anales de los Xahil en la página 3, verso 4° menciona que “Cuatro hombres vinieron del Lugar de la Abundancia.

 Ahora en comparación con la historia de los hermanos Ayar , ellos salieron de una de las tres cuevas de la montaña Tampu Tocco, estas tres cuevas, son tres linajes, pues el nombre de las cuevas  son Capac Tocco, Suttic Tocco y Maras Tocco, que son los Ayar, Maras y Tampus.
De la misma manera Balam Quitzé, Balam Acab, Mahucutah e Iqui Balam y los de Tanub e Ilocab  fueron a Tulán-Zuiva, Vucub-Pec, y Vucub-Ziván. Tres clases de cuevas. Este fue el nombre de  la ciudad donde fueron a recibir a sus dioses. Podemos ver también, cuatro hermanos Balam más los de Tanub e Ilocab, son tres linajes. De acuerdo con los comentarios de Mercedes de la Garza sobre el Popol Vuh dice que el relato histórico destaca las genealogías de los tres principales linajes Quiche, Tanub e Ilocab.
Este relato del Popol Vuh, es una prueba muy interesante del origen de los Quiché y de las otras gentes de Guatemala y las tribus que se establecieron antiguamente en varias partes de México, y Yucatán. Tulán-Zuiva (la cueva de Tulán), Vucab-Pec (las siete cuevas), y Vucub-Ziván (las siete barrancas) estos son los nombres Quiché de los lugares de lo que las tradiciones Mexicanas dan del nombre de Chicomostoc, lo que en la lengua náhuatl, significa siete cuevas.



Ahora de acuerdo con David G. Brinton en su libro “The Lenape y sus Leyendas”  The Wallom Olum o El  Escrito Rojo. 1885. Profesor de etnología y arqueología en la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia.

De acuerdo con este escritor e historiador, hace una investigación de la autenticidad de un libro al parecer publicado por el francés  Constantine Samuel Rafinesque escrito cercas de 1833 y el texto publicado por Rafinesque en 1836.

Brevemente esta historia de los Leni-Lenape o Lenapes después de muchas migraciones llegan y se establecen en lo que ahora es New Jersey o Delaware mas o menos a la altura de los Grandes Lagos, hacia la costa. En sus historias míticas Brinton, menciona que Loskiel añade una curiosa mención. El número de los ancestros míticos de esta raza, que fueron dejados en las orillas de las playas del gran mar fueron siete. Esto inmediatamente nos recuerda las siete cuevas (Chicomoztoc) los linajes primitivos de las tribus mexicanas, los siete clanes (yuk-amag) de los Cakchiqueles y los siete ancestros de los quechuas. Esto nos hace asumir una fuerte conexión, con esta natural  recurrencia. Que ésta leyenda esta ampliamente esparcida.
Después de muchos enfrentamientos estos Lenapes con los Talega, otros les llaman Toltecas, llaman por ayuda a los Iroquois con los cuales establecieron lazos muy fuertes de amistad, y la ayuda fue dada. Conquistando los Lenapes esa parte del territorio, y los Toltecas tuvieron que retroceder hacia las tierras del sur.

Ahora, en este mismo libro del señor  Brinton, menciona que Mr. Beatty de otras fuentes, obtiene las tradiciones de los Nanticokes, que aparentemente son una versión de sus familiares los Delaware o Lenapes, corriendo a estos efectos: En una remota edad, mientras se dirigían a la tierra presente, “Ellos vinieron a unas grandes aguas. Uno de los Indios que fue antes de ellos, trato de sumergir una vara larga, que el tenia en su mano y lo encontró muy profundo para caminar por el agua, y habiendo no mas y no sabiendo como cruzarlo, su Dios hizo un puente sobre el agua en una noche, y a la siguiente mañana, después que todos habían pasado, Dios quito el puente.”

De la misma manera encontramos estas  tradiciones entre los maya-azteca. Titulo de los Señores de Totonicapán, página 170.
Cuando ellos llegaron a las orillas del mar, Balam-Quitzé lo toco con su vara, abriéndose inmediatamente una senda, lo cual se volvió a cerrar otra vez, porque el gran Dios, deseaba que así fuera hecho, porque ellos eran los hijos de Abraham y Jacob. Así estas tres naciones pasaron, y con ellos otros trece llamados Vukamag, que significa “las siete tribus.”

De la misma manera en el libro de Alexander Von Humbold  Volumen II, página, 107 menciona que esto sucedió cuando la luna todavía no acompañaba a la tierra y cuando los valles de Bogota, Colombia formaban un lago de considerable extensión, por las inundaciones del río Funzha. En la descripción de las cataratas de Tequendama, nosotros hemos hablado de un maravilloso personaje, conocido en la mitología Americana, bajo el nombre de Bochica, o Idacanzas, quien abrió un pasaje de las aguas del lago of Funzha, juntando a las tribus vagabundas a un estado social, introduciendo la adoración del sol, así como el Manco-Capac Peruano y el Quetzalcóatl Mexicano, vino a ser el legislador de los Muysca o Mozca. Esta misma tradición  relaciona a Bochica como hijo y emblema del Sol. En este mismo libro de Alexander Von Humbold se menciona en la página, 108 que la clase de forma de gobierno dada por Bochica a los habitantes de Bogotá es muy admirable.
Bochica constituyo a los cuatro jefes de las tribus, Gameza, Busbanca, Pesca, y Toca.
Los Incas del Perú unían en su persona los poderes temporales y espirituales, los hijos del sol eran a la misma vez reyes y sacerdotes.
 Los Mohegans parecen también haber tenido una división de siete, Por lo menos un escritor habla de las “siete tribus” en lo cual aquellos en Connecticut estaban divididos. Mass. Hist. Soc. Colls., Vol. IX (Iser.), p. 90.

Una observación interesante sobre los Lenapes fue la alianza que estos establecieron con los Iroquios, Huron o Wyandots, conocidos por los Lenapes como Talamantas o Talamatanitis, la definición que se le da al nombre de Talamantas por Refinesque es “no, de los nuestros”. Estos Talamantas o Iroquios de acuerdo con las investigaciones del señor Berry Fell en la parte de enfrente de la portada de su libro America B.C. muestra un mapa donde señala que los Iroquios son originarios de Suramérica. No podemos negar que el nombre de  Talamantas como los Iroquios, nos recuerda a los Lamanitas, y me parece que hay grandes posibilidades de que así sea, ya que muchos de los escritos de Rafinesque en la historia de los Lenapes están fonetizados al francés, como los Delaware, es un nombre francés, también son conocidos como los Delamantas y Lamantas.
De-lamantas que en español es literalmente “Los lamanitas.” Como Delaware en español podría significar  De la Guerra. Tanto los Lenapes, como los quechuas y mayas, están relacionados con  la lengua egipcia.

Notas:

Talamantas. Comentary on the Book of Mormon. George Reynolds y Janne M. Sjodahl. 1977
Las leyendas de los Incas, las he tomado de diferentes fuentes de información, por la diversidad de versiones sobre la leyenda, pero de todas maneras con mucha información.
Juan de Betanzos 1551. Suma y Narración de los Incas. Maria del Carmen Martin Rubio. Madrid 1987. En Conmemoración del V Centenario del Descubrimiento de América.
Libros mencionados:
Popol Vuh, The Sacred Book of the Ancient Quiché Maya. Versión en Ingles por Delia Goetz y Sylvanus G. Morley de la Traducción de Adrián Recinos. Universidad de Oklahoma Press. 1950

The Annals of The Cakchiquels. Traducción del Cakchiquel Maya. Por Adrián Recinos y Delia Goetz y TiTle of the Lords of Totonicapán. Traducción del Quiché texto al Español por Dionisio José Chonay. Versión al Ingles por Delia Goetz. Norman: University of Oklahoma Press. 1953

Anales de los Xahil. Imprenta Universitaria. Traducción y notas de Georges Raynaud, Miguel Angel Asturias y J.M. González de Mendoza. Prologo ede Francisco Monterde. 1946 Ediciones de la Universidad Nacional Autonoma de Mexico.

Investigación por Celestino Villalobos